Download PDF
ads:
Platón
PROTÁGORAS
INTRODUCCIÓN
1. La situación del «Protágoras» entre las obras de Platón
El Protágoras es el primero de los diálogos mayores en cuanto a la
fecha de su composición. La habilidad literaria y la maestría expresiva
con que está compuesto hacen, sin embargo, muy inverosímil la
hipótesis de algunos estudiosos -como Von Arnim, Ritter, Wilamowitz-
de que fuera el más antiguo de todos los diálogos de Platón, redactado
aún en vida de Sócrates. Pero es evidente que es una obra de la primera
época de la producción platónica, uno de los «diálogos socráticos»,
escrito con anterioridad al primer viaje a Sicilia
1
. Comparte, en efecto,
una serie de rasgos claros con los diálogos de este período inicial, con
los diálogos breves que consideramos algo anteriores. La imagen de
Sócrates parece responder por entero a lo que creemos característico
del Sócrates histórico, ocupado en problemas de ética, interesado en
«los razonamientos inductivos» (como dice Aristóteles), sin una
doctrina metafísica, sin ninguna teoría de las Ideas. Por otra parte, la
discusión planteada concluye, como en otros diálogos menores, sin
haber encontrado una respuesta válida; y esté final aporético sirve sólo
para mostrar la insuficiencia del pretendido saber de los interlocutores
y para que Sócrates nos invite a proseguir en el empeño de buscar la
definición de la virtud, a persistir en la pregunta.
1. Para referencias bibliográficas concretas sobre esta cuestión de la fecha de
composición, remitimos al libro de W. K. C. GUTHRIE, A History of Greek Philosophy,
vol. IV: Plato, the Man and his Dialogues. Earlier Period, Cambridge, 1975, páginas
213-235.
De entre los diálogos anteriores, más cortos, centrados en la
inquisición acerca de una virtud determinada, nos recuerda
especialmente, en algún pasaje concreto, al Laques (donde ya se había
propuesto como ejemplo de virtud el valor, y en relación con éste se
planteó el tema de la unidad de la areté y su proximidad al cono-
cimiento, planteamientos muy característicos de la encuesta socrática).
Por otro lado, la perspectiva con que el Protágoras aborda estas
cuestiones es más amplia que la mantenida en los diálogos breves, ya
que aquí no se persigue el dar la fórmula de tal o cual virtud en
concreto, sino el determinar si la areté es enseñable en términos
generales.
Ese carácter didáctico de la excelencia moral y política que aq
viene a discutirse -que es un tema del mayor interés en la época de la
democracia ilustrada de Pericles y uno de los lemas de la ideología de
los sofistas- remite en seguida a la existencia de una epistémē o téchnē
politiké, sobre la que los presupuestos de Sócrates y de Protágoras son
un tanto divergentes. Al final del diálogo asistimos a un curioso cambio
de posición entre los dos principales interlocutores: Protágoras, que
comenzó postulando como un hecho evidente la enseñanza de esa
areté, desconfía de tal posibilidad, mientras que Sócrates, que comenzó
por extrañarse de tal afirmación, se ve inclinado a admitir que si la
ads:
Livros Grátis
http://www.livrosgratis.com.br
Milhares de livros grátis para download.
areté es conocimiento, como parece apuntarse, habrá de ser susceptible
de enseñanza. Este desconcertante giro y aparente inversión de las
actitudes iniciales, que el propio Sócrates destaca, deja la cuestión
abierta a futuras preguntas. Habrá que volver a replantearse el
problema.
El Protágoras puede también ser leído, y ha de ser leído, como un
amplio proemio a otros diálogos donde Platón vuelve a estudiar los
mismos temas con un planteamiento teórico más desarrollado sobre
ideas propias ya más platónicas que socráticas, seguramente-,
ahondando en la búsqueda de los valores éticos como entidades
objetivas y transcendentes. El tema de la virtud y del conocimiento se
replantea, sobre nuevos motivos, en el Menón. El tema de las
enseñanzas de la sofística y sus implicaciones morales y políticas
vuelve a discutirse en el Gorgias, con unos tonos de crítica mucho más
duros y agresivos. Tanto el uno como el otro reciben un enfoque global
en el marco de la teoría de la República. Hay una notoria progresión
entre estos diálogos, un desar